Evolución mensual del número de búsquedas
de mi nombre en Google desde junio de 2012


Presentación

Este apartado responde a mi interés por evaluar, de manera indirecta, pero razonablemente fiable, mi presencia en la totalidad de internet, y no sólo en mi página, reseñando el número de resultados que aparecen al realizar en Google una búsqueda de mi nombre y mi primer apellido, ambos entre comillas para evitar coincidencias parciales. Puesto que en esta ocasión la metodología no es acumulativa, los datos están referidos al primer día del mes correspondiente.

He de confesar que estos valores me tienen completamente desorientado, dado que yo hubiera esperado una tendencia creciente o decreciente -eso dependería de la evolución de la página- pero siempre razonablemente definida, fuera ésta la que fuera; al fin y al cabo la página es modesta y no cabía esperar unos saltos demasiado bruscos.

Sin embargo, la realidad se ha mostrado muy diferente sin que pueda explicarme a qué se debe. Pese a que la búsqueda la hago siempre igual, los saltos de un mes a otro en el número de búsquedas de Google son disparatados, e incluso pueden variar de forma significativa en un solo día, lo que indica que el margen de error puede llegar a ser muy elevado; pero no conozco la manera de poder minimizarlo.

Así, tras un 2012 bastante “tranquilo” en torno a las 50.000-60.000 entradas, en diciembre saltó a 134.000, más del doble, manteniéndose una tónica relativamente normal a lo largo de 2013, con un máximo de 164.000 y una media de unas 140.000. 2014 se inició con un descenso continuado, pero relativamente suave, que llegó hasta las 90.000 en abril, al cual siguió un brusco descenso que dejó la cifra por debajo de las 30.000. Todavía bajaría más durante dos meses antes de alcanzar un enorme repunte en agosto -139.000- que se mantuvo casi sin variación en septiembre, para caer en octubre has las poco más de 21.000 búsquedas. En el tiempo transcurrido desde entonces, tras mantenerse relativamente estable durante 2015 y 2016 en torno a la cota 20.000, tuvo un nuevo repunte hasta casi las 40.000 a finales de 2017, oscilando con altibajos a partir de entonces entre las 20.000 y las 30.000 búsquedas mensuales.

En un intento de conseguir que los resultados pudieran ser analizados con mayor facilidad creé otras dos gráficas, la primera de ellas reflejando la variación de los últimos doce meses y la segunda las medias anuales, de modo que se pudiera comprobar, de una manera más sencilla, la evolución de estas fluctuaciones a lo largo de un año y de uno a otro.

La pregunta que surge a raíz de este galimatías es inmediata: ¿cuáles de estos datos son más fiables, los altos o los bajos? Además, ¿a qué de debe esta borrachera de saltos? La única explicación que se me ocurre, no sé si acertada o no, pasa por admitir que los algoritmos de búsqueda utilizados por los robots de Google, por una u otra razón, puedan ir variando de forma periódica, lo que explicaría este comportamiento tan poco lógico de los datos recopilados por Google, que además pueden variar de un día a otro por lo que han de ser considerados -de hecho así lo especifica el buscador- como aproximados.

En cualquier caso entre 20 y 25.000 entradas con mi nombre en Internet -media de los últimos años, aparentemente más “tranquilos”- ya me parece una cantidad muy digna, por lo cual, aun asumiendo como verdadera la franja baja de los resultados, me doy por bastante satisfecho.

Los valores pueden ser consultados tanto en forma de tabla como de gráficas. A diferencia de los demás parámetros, medidos a mes vencido, en este caso se refieren al inicio de cada mes, por lo cual van adelantados en un mes respecto a ellos.


Actualizado el 1-2-2024