Las lápidas “callejeras” de Alcalá



Dado el incremento de lápidas conmemorativas o de otros tipos existentes en Alcalá, en ocasiones me veo obligado a crear un nuevo artículo agrupando aquéllas que comparten alguna característica particular, y así como lo he hecho anteriormente procedo ahora a dedicarles un apartado propio a las lápidas o placas que he convenido en denominar “callejeras”, término que necesita una aclaración puesto que muchas de las lápidas alcalaínas se encuentran en la calle o en algún espacio público abierto.

Para ello, conviene recordar la afición de los políticos a dejar constancia de sus actuaciones con independencia de su acierto, su oportunidad o su importancia. Suele ser todo un clásico que cualquier obra pública se inicia siempre con el consabido plantado de un cartel en el que se proclama en grandes caracteres lo que se va a hacer, quien lo va a hacer, cuanto dinero se va a invertir y otros detalles a gusto del anunciante; y suele ser también bastante habitual que la presteza en plantarlos no se corresponda con una similar diligencia a la hora de retirarlos cuando la obra ha terminado, olvidos que suelen perpetuarse cuando, se supone, los carteles informativos han perdido ya su función. En ocasiones consiguen incluso sobrevivir años e incluso décadas, siendo tan sólo las inclemencias meteorológicas o los percances de cualquier tipo los únicos capaces de debelar el afán de protagonismo de unos políticos y unos organismos públicos empeñados en que la publicidad de sus intervenciones perdure mucho más tiempo del razonable.

Y como estos carteles tarde o temprano, más bien lo primero que lo segundo, acababan desapareciendo, hubo un momento en el que a alguien se le debió ocurrir la manera de proporcionarles una vida todavía más larga convirtiéndolos en lápidas y placas con una decidida voluntad de permanencia allá donde se plantaran. De momento no son todavía demasiadas las que tengo localizadas, pero todo es cuestión de darles tiempo.

Todas ellas tienen en común, por el lado técnico, que están soportadas por pequeños pedestales o incluso talladas directamente en una losa de piedra, y por el lado propagandístico que no corresponden a intervenciones urbanísticas nuevas como un paso subterráneo, un parque o un aparcamiento público, pongo por caso -éstas también existen, pero se encuentran en otro apartado-, sino a obras de mantenimiento o remodelación de elementos urbanos ya existentes, lo que me mueve a pensar que si se hiciera lo propio cada vez que se asfalta una calle o se pavimentan unas aceras, no quedaría espacio disponible para transitar por ellas.

Pero esto es lo que hay.




Lápida de la inauguración de la Ronda Fiscal


El 22 de mayo de 1987 tuvo lugar la inauguración oficial del conjunto formado por la Ronda Fiscal y el parque Manuel Azaña, situado en la confluencia de ésta con el Paseo de Pastrana. El diseño del parque no pudo ser más desafortunado, ya que el montículo que pretendía recrear los cerros se desmoronaba llenando todo de tierra, en los canales que remedaban al Henares y al caz se caían los niños y se llenaban de basura, el laberinto resultó ser peligroso y, a modo de guinda, la estatua de Azaña quedó encerrada dentro de un anfiteatro que nunca se llegó a utilizar como tal. Con el tiempo el montículo y el laberinto fueron desmantelados, los canales cegados y la estatua trasladada a la vecina glorieta, llegándole el turno años después al malhadado anfiteatro, completamente abandonado hasta entonces aunque muy útil, eso sí, para los asiduos al botellón.

Como recuerdo de esta fallida intervención urbanística se erigió en la acera del paseo de la Ronda Fiscal, muy cerca de la esquina de la glorieta, un monolito a modo de miliario romano, el cual por si fuera poco quedó prácticamente encajonado entre el seto y el armario metálico que alberga el sistema de control de los semáforos. Su visibilidad, pues, es reducida, y por si fuera poco el levantamiento de las baldosas provocado por las raíces de los árboles cercanos lo ha inclinado lateralmente incrementando aún más su aspecto de abandono. De hecho, incluso resulta difícil leer el texto tallado en una de sus caras, que reza escuetamente:


Monolito de la Ronda Fiscal. Vista general y detalle


INAUGURACION
1987
EXCMO
AYUNTAMIENTO
ALCALA
DE HENARES




Lápida de la urbanización de Espartales Sur


Con fecha de junio de 1997 se descubrió la lápida -en realidad un pequeño monolito- que conmemoraba las obras de urbanización del nuevo barrio de Espartales Sur, la cual fue situada en la mediana central del arranque de la avenida de Gustavo Adolfo Bécquer, junto a la glorieta que enlaza a ésta con las avenidas de los Jesuitas y Villamalea. La redacción de su texto, que se lee bastante mal por cierto, tal como cabía esperar es la habitual en estos casos:




Lápida del barrio de Espartales. Vista general y detalle


“ESPARTALES SUR”
Obras de urbanización inauguradas
por el Excmo. Sr. Consejero de Obras
Públicas, Urbanismo y Transportes,
y el Excmo. Sr. Alcalde de Alcalá de Henares

30 - Junio - 1997




Placaa conmemorativa de la renovación de varias calles


Aunque a los políticos siempre les gusta dejar su marca, hay ocasiones en las que se pasan siete pueblos, y véase si no el caso que nos ocupa. Dentro del denominado Programa de inversión regional 2016-2019, la Comunidad de Madrid incluyó la renovación de saneamiento en varias calles de Alcalá, con una inversión de 665.000 euros cofinanciada por la CAM en un 80% y por el Ayuntamiento el 20% restante.

Hasta aquí todo normal, como también suele ser habitual, tal como he comentado anteriormente, que lo primero que hagan sea plantar un cartel publicitario, más que informativo, que en muchas ocasiones suelen olvidarse de retirar una vez terminada la obra, lo que dicho sea de paso puede resultar útil para la arqueología urbana siempre y cuando se llegue antes de que se caigan de pura decrepitud. En esta ocasión la verdad es que no llegaron a tanto, aunque no les faltó demasiado; en el histórico de fotografías de Google Maps se puede apreciar un cartelón de gran tamaño plantado en la esquina de la Vía Complutense con Don Juan I en julio de 2019, el cual seguía impertérrito en junio de 2021. Teniendo en cuenta que según rezaba su texto el plazo de ejecución era de cinco meses, y suponiendo que las obras hubieran empezado en el mismo julio de 2019, aunque pudiera haber sido antes, me pregunto qué pintaba allí el armatoste casi dos años después, como poco.

Finalmente acabó desapareciendo y no se le aprecia en la fotografía de diciembre de 2021; pero no se preocupen, porque antes de irse se las apañó para dejarnos en herencia a su prole. Ya en la fotografía de junio de 2021 nos encontramos, coexistiendo con el cartelón, un pequeño pedestal prismático de los que suelen soportar un placa en su cara superior, aunque no se ve la placa al estar tomada la fotografía desde la parte trasera que da a la calzada. En diciembre de 2021 la placa, metálica en este caso, había tomado el relevo del extinto cartelón, retrotrayéndose a la fecha de éste -2019- en lugar de la de su erección. Y allí sigue, tan pimpante y a la vista de todo el que se acerque por allí.




Placa conmemorativa del arreglo de varias calles


La placa, que muestra una decidida voluntad de permanencia, reza lo siguiente:


PROGRAMA DE INVERSIÓN REGIONAL
2016-2019

RENOVACIÓN
RED DE SANEAMIENTO
EN VARIAS CALLES

AÑO 2019


Así, sin cortarse un pelo y sin anestesia... porque aparte de la mediocre redacción del texto y de la ausencia de toda mención a Alcalá -la banderita de la CAM sí campea, faltaría más, en la cabecera de la placa-, hay que tener cuajo para conmemorar una obra menor de reparación de varias calles sin que ni siquiera se molestaran en enumerarlas; vamos, que no se trataba precisamente de la construcción de la Gran Vía madrileña. Pero a estos señores, por lo que se ve, les daba igual con tal de marcar su territorio.




Placa conmemorativa de la renovación del parque Demetrio Ducas


Haciendo juego con la anterior nos encontramos con una placa similar, asimismo sobre un pedestal idéntico, en la zona del parque de Demetrio Ducas lindante con la rotonda de la puerta de Santa Ana, conmemorando en esta ocasión la remodelación de la zona también a cargo del Programa de inversión regional 2016-2019 de la Comunidad de Madrid. También está fechada en 2019, aunque en esta ocasión no he podido determinar, siquiera de forma aproximada, la fecha de su erección ya que al estar en el interior del parque en Google Maps no existen fotografías de la misma y tardé tiempo en descubrirla.




Placa conmemorativa del arreglo del parque Demetrio Ducas y calles colindantes


La placa, que presenta un estado de conservación bastante deplorable a causa del vandalismo. Éste es su texto, en el que al menos sí se indican los espacios públicos afectados:


PROGRAMA DE INVERSIÓN REGIONAL
2016-2019

REORGANIZACIÓN DEL TRÁFICO
Y ZONAS VERDES
EN LAS CALLES DEMETRIO DUCAS,
ANDRÉS SABORIT Y
ROTONDA PASEO DE LOS CURAS

AÑO 2019


El nombre correcto de la rotonda, por cierto, es o debería ser de la Puerta de Santa Ana, que es donde está ubicada. Por lo menos, eso sí, pusieron correctamente el nombre de la calle Demetrio Ducas, que alguien rebautizó en su día como Demetrio Dúrcal, quizá por pensar erróneamente en la desaparecida Rocío Dúrcal.

Vistos los precedentes, la pregunta que se plantea es: ¿habrá cundido el ejemplo?




Placa del paseo de Pastrana


En marzo de 2023 se abrió al tráfico -la nota oficial del Ayuntamiento no lo calificaba de inauguración- la remodelación del bulevar del paseo de Pastrana, en la que a diversas intervenciones se sumó su adaptación para que fuera accesible a personas con problemas de movilidad. Para que quedara constancia, tanto de la remodelación en sí como de que había sido financiada con fondos europeos, se instaló una discreta placa -tan discreta que tardé varios meses en descubrirla- directamente en el suelo del bulevar justo a su inicio en la Puerta del Vado; por cierto, con una redacción que probablemente haría fruncir el ceño a más de un profesor de lengua. Además, también carece de fecha.




Placa conmemorativa de la remodelación del paseo de Pastrana


REMODELACIÓN DEL ESPACIO DEL BULEVAR PASEO
DE PASTRANA PARA PERSONAS CON MOVILIDAD REDUCIDA
EN ALCALÁ DE HENARES.

Objetivo temático 9: “Promover la inclusión social, luchar contra
la pobreza y cualquier tipo de discriminación”




Placa de la Puerta de Aguadores




Placa conmemorativa de la remodelación del paseo de Pastrana


En junio de 2024 apareció otra nueva placa informativa en los jardines de la Puerta de Aguadores, de nuevo recurriendo al pedestal de piedra aunque su diseño es similar al de la anterior.




Detalle de la placa


BENEFICIARIO: AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE HENARES

PROYECTO DE MEJORA DE LA MOVILIDAD,
PEATONALIZACIÓN E IMPLANTACIÓN DE ZONA DE BAJAS
EMISIONES EN EL ESTE DEL CASCO HISTÓRICO

P6_L2-20210922-3 Peatonalización e implantación ZBE Este Casco
Histórico.

Tipología de Actuación 6: Adecuación de espacios urbanos para la
implementación de zonas e itinerarios peatonales y mejora de la
accesibilidad.

ACTUACIÓN FINACIADA POR LA UNIÓN EUROPEA-NEXT GENERATION EU
(EXPEDIENTE Nº 6443 PRTR - CEN22)


Encabeza el texto la habitual parafernalia de logotipos; texto, por cierto, cuya farragosa redacción parece copiada directamente del Boletín Oficial del Estado o de su equivalente europeo.

botón


Publicado el 15-6-2024