El Jarama





El Jarama y sus principales afluentes. No están representados los embalses existentes en los mismos



Dentro de la amplia zona de la meseta perteneciente a la cuenca del río Tajo existe una subcuenca que constituye la parte nororiental de la misma, separada de la del Ebro por la Sierra Ministra y de la del Duero por las montañas de Somosierra y Navacerrada. Este terreno, que constituye una importante porción de la provincia de Guadalajara y la mayor parte de la de Madrid, vierte sus aguas al Tajo merced al cauce del río Jarama, principal colector de la zona junto con sus afluentes Henares y Tajuña.

Nace el Jarama en la falda sureste de la Peña Cebollera, en la vertiente sur de la Somosierra, a unos 1.540 metros de altitud no lejos del puerto de Somosierra. Enseguida sirve su curso de límite entre las provincias de Madrid y Guadalajara hasta que penetra en esta última a la altura de la localidad madrileña de La Hiruela. Una vez en Guadalajara su curso describe una amplia curva que le lleva en Uceda a servir de nuevo de límite entre ambas provincias, tras dejar atrás los embalses de Matallana y El Vado. Tras penetrar de nuevo en la provincia de Madrid surca ésta en dirección sur para, tras servir de límite entre las provincias de Madrid y Toledo, desembocar por la derecha en el Tajo unos pocos kilómetros aguas abajo de Aranjuez tras un curso de unos 180 kilómetros de longitud.




El Jarama en las cercanías de Uceda


Por lo que respecta a nuestra comarca hay que recordar que el Jarama le sirve a grandes rasgos de límite occidental en toda su longitud, separándola de los partidos judiciales de Colmenar Viejo y Madrid capital. Así, comienza éste bordeando por el oeste el término municipal de Valdetorres de Jarama. Penetra luego en el partido dejando a su izquierda el término de Fuente el Saz de Jarama y a la derecha el paraje denominado Santo Domingo, perteneciente a Algete. A partir de su confluencia con el Guadalix vuelve a servir de límite al partido, teniendo a su izquierda el término municipal de Algete. Se aleja del partido para volver a limitarlo de nuevo al norte del término municipal de Paracuellos del Jarama, una vez dejada atrás Cobeña, que no llega a bordear. En las cercanías de Paracuellos, cuyo término bordea de norte a sur, forma el límite oriental del aeropuerto de Barajas, zona por la que Madrid capital, tras la absorción de este antiguo municipio que en su día perteneció a Alcalá, alcanza la ribera de este río.

Tras servir de límite entre el sector norte del recortado término municipal de San Fernando de Henares y la parte oriental del de Madrid capital, penetra de nuevo en la comarca complutense dejando a su derecha a Coslada y el casco urbano del Real Sitio y a su izquierda el resto del término municipal del mismo. Tras confluir con el Henares al noroeste del casco urbano de Mejorada del Campo en el límite entre los términos de esta localidad, San Fernando de Henares y Rivas-Vaciamadrid, continúa siempre en dirección sur por el interior del partido judicial de nuestra ciudad dejando a su derecha Rivas-Vaciamadrid y a su izquierda Mejorada del Campo y Velilla de San Antonio. Penetra luego en el término municipal de Rivas-Vaciamadrid, al sur del cual se le une el Manzanares, y abandona por fin este término municipal y la comarca de Alcalá penetrando en el término de San Martín de la Vega.




El Jarama a su paso por Talamanca de Jarama


Pertenecen directamente a su cuenca, sin contar los municipios que vierten sus aguas al Henares o al Tajuña, los siguientes términos municipales pertenecientes al partido judicial de Alcalá, en todo o en parte:

Valdetorres de Jarama, Fuente el Saz de Jarama, Valdeolmos y Ribatejada (ambos a través del arroyo Paeque), Algete, Cobeña (a través del arroyo de las Quemadas), Paracuellos de Jarama, Coslada, San Fernando de Henares, Mejorada del Campo, Velilla de San Antonio, Rivas-Vaciamadrid y, por último, los siguientes municipios, todos ellos a través de los arroyos Pantueña y Anchuelo: Los Santos de la Humosa, Santorcaz, Anchuelo, Villalbilla, Corpa, Valverde de Alcalá, Torres de la Alameda, Pozuelo del Rey, Campo Real y Loeches.

Por lo que respecta a sus afluentes, éstos forman una red bastante importante, dada su condición de afluente directo del Tajo. Descendiendo por su curso nos encontramos con los siguientes tributarios:


Jaramilla

Este afluente serrano tiene todo su curso en la provincia de Guadalajara, naciendo en el puerto de la Quesera y desembocando por la izquierda en el mismo embalse de Matallana, situado en el tramo guadalajareño (que no alcarreño) del río Jarama.


Lozoya

Río madrileño en su totalidad, famoso por constituir el principal suministro de agua de la capital. Nace por unión de varios arroyos en las proximidades de Rascafría, en plena sierra de Guadarrama, y tras atravesar todo el norte de la provincia de Madrid por un curso plagado de embalses desemboca por la derecha en el Jarama justo en el punto en el que éste alcanza de nuevo la provincia de Madrid, en las proximidades de Patones.


Guadalix

También este río es madrileño en su totalidad. Nace en la zona de la Cuerda Larga, cerca de Miraflores de la Sierra, y tras rendir su tributo a la sed de la capital merced al embalse de El Vellón, desemboca también por la derecha, en el Jarama en el límite de los términos municipales de Algete y San Sebastián de los Reyes.


Henares

Su principal afluente, sin descartar el hecho de que ambos ríos corren muy parejos en caudal (con ventaja, quizá, para el Henares tras la sangría del pantano del Vado) amén de que tanto el curso como la cuenca del Henares son mayores que los del Jarama; pero dejémoslo así, tal como han querido los geógrafos, recordando que el Henares le desemboca por la izquierda en las cercanías de Mejorada del Campo.


Manzanares

El aprendiz de río de Quevedo, más famoso por regar la capital que por su escaso caudal. Nace en el mismo puerto de Navacerrada y tras atravesar en su curso alto unos parajes de singular belleza penetra en la capital, la cual atraviesa pagando el enorme tributo de su contaminación hasta niveles alarmantes. Abandonado Madrid desemboca por la derecha en el Jarama en el suroeste del término municipal de Rivas-Vaciamadrid, lo que explica el nombre de esta localidad.


Tajuña

El último de sus afluentes importantes y también el más largo, más incluso que el río principal. Nada queda por decir de este río al que dediqué el anterior artículo, salvo recordar que le desemboca por la izquierda junto al casco urbano de Titulcia, la antigua Bayona de Tajuña.

Por último, conviene completar la relación con los abundantes arroyos (en número, que no en caudal) que rinden sus aguas al Jarama en el partido judicial de Alcalá de Henares. Éstos son, de norte a sur, los siguientes: Arroyo de Valtorón, en Valdetorres de Jarama; arroyo de Paeque, procedente de Ribatejada, Valdeolmos y Fuente el Saz de Jarama; arroyo de la Cerrada, en Algete; arroyo de las Quemadas, en Cobeña; barranco Picón, en Mejorada del Campo; arroyo Pantueña, del cual hablamos en su día, que le desemboca en Velilla de San Antonio, y el arroyo Tambora, procedente del sur de Loeches.


Publicado el 11-8-1984, en el nº 913 de Puerta de Madrid
Actualizado el 14-11-2015